Skip to main content

Muchas personas se preguntan si tienen que contratar un seguro del hogar al comprar una casa, ya que han tenido conocimiento de otros compradores que se han visto obligados a contratar un seguro del hogar al firmar su hipoteca.

Para aclarar todas tus dudas en relación a este tema, en Terra Homes vamos a explicarte si es necesario contratar un seguro del hogar.

¿Es obligatorio tener contratado un seguro del hogar?

Lo cierto es que no hay ninguna norma jurídica en España que obligue a contratar un seguro del hogar de forma general. Solo hay un caso en el que sí hay que contar con un seguro de este tipo necesariamente: cuando se firma una hipoteca sobre una vivienda en un banco, ya que así se desprende del artículo 10 del Real Decreto 716/209.

Pero debe tratarse de una hipoteca, ya que en caso de solicitar un préstamo personal, tampoco será obligatorio contratar un seguro del hogar.

¿Hay que contratar el seguro del hogar con el banco de forma obligatoria?

Entonces, si se contrata una hipoteca con una entidad bancaria para comprar una casa, hay que contar con un seguro del hogar. Pero la pregunta es, ¿es necesario contratar también el seguro con ese mismo banco?

Hace años, muchos bancos seguían la práctica de obligar a sus clientes a contratar el seguro del hogar con ellos, si querían que se les concediera la hipoteca. Incluso llegaban a poner la excusa de que al incluir el seguro en el acuerdo, se abarataba el préstamo hipotecario.

Pero esta situación finalizó con la primera Directiva Europea sobre Hipotecas aprobada por el Parlamento Europeo a finales del año 2013, que prohibió de manera expresa que se vincularan las hipotecas y los seguros del hogar. Por ello, aunque hoy en día sigue siendo obligatorio contratar un seguro del hogar al acceder a una hipoteca, no es necesario suscribirlo con la entidad bancaria que concede dicha hipoteca.

Si tengo mi casa pagada, ¿es obligatorio tener un seguro del hogar en algún caso?

Las personas que tienen su vivienda ya pagada no tienen la obligación de contratar un seguro del hogar en ningún caso. Ahora bien, es altamente recomendable hacerlo, principalmente por dos razones.

La primera de ellas es que en caso de provocar un daño a un tercero a través de la vivienda, este tipo de seguros cubre la responsabilidad civil que se derive. Imaginemos por ejemplo que tenemos un piso, y se produce un incendio en él que provoca daños graves al piso de un vecino, a los que no podemos hacer frente de ninguna manera. El seguro del hogar se hará cargo de la situación, y no terminaremos endeudados.

Y la otra razón es que tener un seguro del hogar es la manera de mantener nuestro propio hogar protegido en caso de que se produzca algún accidente o daño grave. Cuando el perjuicio se deba a una catástrofe de tipo natural, no se hará cargo el seguro, pero sí lo hará el Consorcio de Compensación de Seguros.

¿En caso de alquilar una vivienda hay que contratar un seguro del hogar?

Puede darse el caso de que al alquilar un piso o una casa haya que contratar un seguro del hogar, si esto es obligatorio por una de las cláusulas del contrato de arrendamiento. En el resto de casos, no será necesario hacerlo.

¿Qué cubre un seguro del hogar?

A la hora de contratar un seguro del hogar, es importante comprobar que este contiene las coberturas básicas que todo seguro de este tipo debe contener. Así pues, debe cubrir la responsabilidad civil, los daños por agua o incendio, y los siniestros más habituales que se suelen producir en las viviendas.

Por otra parte, el seguro del hogar debe proteger el continente, que es la estructura de la casa (desde el techo hasta las instalaciones). Y también tiene que proteger el contenido, formado por los bienes importantes que se tienen en la vivienda, como joyas, electrodomésticos o muebles.

Respecto a la responsabilidad civil, el seguro suele cubrir tan solo los daños provocados por el tomador a terceros. Sin embargo, en los últimos tiempos suele incluir una cobertura que tiene en cuenta a los animales, debido al aumento de la presencia de los mismos en los hogares españoles.

En conclusión, a menos que compres una vivienda con hipoteca, o alquiles una casa y el contrato de arrendamiento te obligue a ello, no tendrás obligación alguna de contratar un seguro del hogar. No obstante, es muy aconsejable contar con las coberturas de estos seguros, ante los posibles daños que se puedan provocar en la vivienda y los que a su vez esta pueda producir a terceros.

Responder