Skip to main content

¿Estás pensando hacer reformas en casa? En ese caso, es posible que una de tus primeras dudas sea si necesitas solicitar permiso al ayuntamiento, o si en tu caso no es necesario. Continúa leyendo, porque en Terra Homes vamos a explicarte si es posible hacer obras en casa sin licencia.

¿Qué tipo de obras se pueden hacer en una vivienda sin licencia?

En realidad, si se trata de una obra propiamente dicha, va a ser necesario conseguir una licencia siempre. Esto es así al margen de que sea una obra mayor o una obra menor. Entonces, ¿no se puede hacer ningún tipo de reforma en casa sin necesidad de obtener una licencia?

Sí, hay reformas que no necesitan permiso. La clave está en que dicha reforma no modifique o ponga en riesgo la estructura de la vivienda, ni altere la construcción más allá de lo meramente estético. Así pues, el tipo de reformas (que no obras) que se pueden acometer sin licencia son:

·         Alisar las paredes. Por ejemplo, sustituir el gotelé por perlita.

·         Lijar el parquet.

·         Pintar las paredes, techos o suelos.

·         Cambiar el suelo o el alicatado.

·         Sustituir la instalación eléctrica.

·         Hacer cambios en la red de suministro de agua.

·         Colocar molduras en paredes o techos.

·         Reformas secas que no alteran la estructura de la vivienda, como poner pladur.

¿Qué ocurre si se hace una obra sin licencia?

Es muy importante no hacer una obra sin licencia, ya que se puede recibir una multa de entre 600 y 6.000 euros aproximadamente, si bien esto depende de la normativa municipal. Pero esto no es todo, porque al hacer una obra sin pedir la licencia correspondiente, te arriesgas a que se ordene la demolición de la misma si no es posible legalizarla.

Además, aunque se legalice la obra a posteriori, habrá que pagar la multa y hacer frente a las tasas que correspondan a la licencia que requiere la reforma.

¿Cómo se solicita una licencia de obras?

Si has llegado a la conclusión de que lo que vas a hacer es una obra, y por lo tanto necesitas una licencia, debes solicitarla en el ayuntamiento de la localidad en la que se encuentra el inmueble.

Para ello tendrás que comunicar el tipo de obra que vas a hacer, y aportar el informe del arquitecto o técnico sobre el proyecto. Es cierto que no todas las obras requieren los servicios de estos profesionales, pero en su caso, debes presentar esta documentación.

Por otra parte, puedes comprobar si en la página web del ayuntamiento hay algún apartado específico para realizar este trámite. En ese caso, podrás solicitar la licencia cómodamente vía online, para lo que tan solo tendrás que cumplimentar el formulario correspondiente y aportar los mismos documentos que al solicitar la licencia de forma presencial.

Para que no tengas problemas en el momento en que desees solicitar la licencia de obra, es fundamental que solicites con tiempo suficiente los documentos que debes presentar.

¿Cuánto puede costar una licencia de obra?

El precio del permiso de obra dependerá del ayuntamiento en el que se solicite, por lo que no podemos dar una respuesta exacta a esta pregunta. Lo que sí podemos decirte es que puedes llegar a tener que pagar el Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), el uso privativo del dominio público local y la prestación de servicios urbanísticos.

De forma general, una reforma con una cierta envergadura en una vivienda (es decir, una obra importante) puede requerir una licencia con un precio de entre algo menos de 500 y algo más de 1.000 euros. Sin embargo, tenemos que insistir en que esto variará en cada caso.

También hay que saber que, en función del tipo de obra del que se trate, quizás no haya que pagar ninguna tasa, a pesar de tener que solicitar permiso al ayuntamiento. Esto puede suceder, por ejemplo, si no hay que utilizar contenedores o andamios. Pero recuerda que, igualmente, tienes que solicitar permiso. En el ayuntamiento te dirán si tienes que pagar alguna tasa o no. Para finalizar, desde Terra Homes queremos insistir en la importancia de solicitar la licencia correspondiente antes de realizar una obra. En caso contrario, y realizar obras en casa sin licencia, lo barato puede salir caro, ya que por ahorrar el precio del permiso puedes enfrentarte a una multa importante.